NUEVO  Información importante sobre los cookies de nuestro sitio web. Descubrir.  AQUÍ AHORA.

En caso de no hacer nada, se darán por aceptadas las cookies.

Cerrar

getGeoIPCountryCode = SiteAppCode = CO Test : 'CO/'

Ok

OkCancelar

Gracias

Cerrar
mediacachable:1

Mito de la piel: ¿el sol ayuda al acné?

Mito de la piel: ¿el sol ayuda al acné?
  • favoris

Muchas personas creen que el sol es positivo para combatir el acné y mejorar la piel. Pero, ¿cuánto de cierto hay en todo esto?

Te contaremos de qué manera influye el sol frente a los granitos de tu piel.

¿Cómo reacciona el acné frente a la exposición solar?


A primera impresión, parecería ser cierto el mito que sostiene que el sol ayuda a que el acné disminuya. Según investigaciones recientes, se ha determinado que existe relación entre la aparición de granitos y la falta de Vitamina D, la cual se obtiene gracias a la exposición solar. A nivel superficial, pareciera notarse que hay una mejora general de la piel luego de ponerse al sol. Pero, investigándolo mejor, la conclusión no sería esa misma. 

Luego del sol, la piel pareciera verse mejor porque la piel luce más bronceada. Esto ocurre porque el organismo se defiende de los rayos UV generando producción de melanina, la cual hace que la piel luzca más oscura que lo habitual. Automáticamente se disimulan las imperfecciones del cutis y hace que parezca más uniforme y, por lo tanto, más sana. Sin embargo, el acné permanece debajo de todo ese bronceado.

Por otro lado, mientras el sol pareciera secar los granitos y reducir la producción de sebo, el efecto es a corto plazo.  La exposición solar puede causar sequedad y deshidratación, lo que provoca que la piel reaccione y genere aún más producción de sebo para compensar. La idea de que el sol cura el acné es una mera ilusión óptica.  

Según la dermatóloga Nina Roos, este mito se mantiene porque los primeros días luego de estar fuertemente expuestos al sol, los granitos se secan.  La capa más superficial de la piel, la epidermis, se engrosa y disminuye automáticamente la producción de sebo. Luego de unos pocos días de esa exposición extrema, las condiciones se restauran a su situación original y hay un efecto rebote en donde los valores se disparan aún más que la de días atrás.

¿Cómo puedes tratar y prevenir el acné generado por la exposición solar?


Los rayos UV no sólo agravan el acné sino que puede dañar la piel seriamente. Aquellos que sufren acné tienen piel sensible y, por lo tanto, son más vulnerables a los riesgos que la atacan. Si no se protegen de manera adecuada corren el riesgo de que los granitos se conviertan en cicatrices permanentes. El protector solar tiene que ser SPF 50 y hay que aplicarlo incluso en días nublado cuando el sol parece no ser tan amenazante.   

Puedes tener acné y aún broncearte sin problemas, tan sólo debes tener un cuidado extra para asegurarte una piel sana.

Nuestro producto icónico

  • Nuevo

    Ideal Soleil Antimperfecciones FPS 30
  • BB Emulsión Tacto Seco SPF 50 con color
  • Lo más leído

    go to top
    loading : 1,757 sec