NUEVOInformación importante sobre los cookies de nuestro sitio web. Descubrir.AQUÍ AHORA.

En caso de no hacer nada, se darán por aceptadas las cookies.

Cerrar

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Infórmate de todas las novedades y promociones de Vichy

  • research
  • Points de vente
  • newsletter
  • Mi piel

Protección solar: ¡conviértela en rutina!

¡La protección solar no es solo para la playa! Tu piel necesita protegerse todo el tiempo. 5 razones para entender cuándo y cómo cuidarte.

La frescura de la primavera

Cuando llega la primavera, aprovechamos para salir y disfrutar de días más lindos y soleados. A pesar de que todavía el clima es amigable –las temperaturas no son del todo altas–, los rayos UV siguen siendo un potencial riesgo para la salud de la piel: son diez veces más potentes que en invierno. Las nubes reducen la luz infrarroja y visible, provocando una disminución en la intensidad del calor y la luz, pero no cambian la fuerza de los rayos UV: el 80% puede penetrar la capa nubosa.

Incorpora el protector solar a tu rutina diaria para evitar daños en tu piel. Una BB cream con factor solar 50 provee un acabado bronceado al mismo tiempo que protege a tu piel del sol. Para pieles propensas al acné, una crema facial matificante con factor de protección solar elimina la oleosidad y previene el exceso de brillo, sobre todo, en la zona T y en la frente.

Verano alegre

Para muchas de nosotras, ¡el verano es sinónimo de vacaciones! Es, a su vez, la estación más importante para usar protección solar porque los rayos UV son más fuertes por la cercanía al sol y, además, somos más propensas a pasar el día al aire libre.
Si disfrutas de las olas y de las zambullidas en la piscina, asegúrate de usar una protección solar a prueba de agua. Recordá siempre renovar tu protección cada dos horas, y evitá los rayos directos del sol durante las partes más cálidas del día: desde las 11 am hasta las 4 pm. Protegiendo tu piel durante el verano, evitarás resecarla y dañarla.

Otoño no es sinónimo de descanso

¿Tomarás la ruta para descansar unos días extra o hacer una actividad al aire libre? La intensidad de los rayos UV puede haber disminuido pero los rayos UVA todavía están presentes y son un riesgo para la salud de la piel. Deberías cuidarla igual que en verano, ¡así que no te olvides tu protector solar!
Si tienes pensado practicar algún deporte, puedes probar con la Bruma Hidratante Invisible FPS 30 de Vichy, que aporta una gran sensación de frescura y no deja la piel grasosa.

Frío invierno

La fuerza de los rayos UV aumenta con la altitud. Por eso, asegúrate de no dañar tu piel usando un factor solar 50 o mayor, y llevando contigo un stick para aplicar en las zonas más sensibles de tu rostro como la nariz, la frente, las orejas o los pómulos.
¿Por qué las montañas son altamente dañinas para nuestra piel? El viento y el frío pueden aumentar la exposición al sol sin que te des cuenta. Además, la nieve es la superficie que mejor refleja los rayos UVA y UVB.

Protección solar en todo momento

Aunque te encuentres bajo techo, tu piel necesita protección: los vidrios también dejan pasar la luz solar. Y son los rayos UVA, no los UVB que broncean tu piel, los que pueden penetrar a través de las ventanas y causarte daño celular y fotoenvejecimiento.
Como los rayos UVA están presentes todo el año, es mejor prevenir que curar: incorpora el protector solar en tu rutina de belleza diaria, sin importar la estación en la que estés.

Nuestro producto icónico

Lo más leído

go to top
loading : 0,709 sec