NUEVOInformación importante sobre los cookies de nuestro sitio web. Descubrir.AQUÍ AHORA.

En caso de no hacer nada, se darán por aceptadas las cookies.

Cerrar

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Infórmate de todas las novedades y promociones de Vichy

  • research
  • Points de vente
  • newsletter
  • Mi piel

Permítete ser sensible

Qué es la sensibilidad y por qué nos hace más fuertes. Los beneficios de ser más permeable a lo que ocurre a nuestro alrededor.

¿Por qué ser sensible nos hace más fuertes? Ser sensible va más allá de un estado de ánimo, es permanecer alerta a todo lo que ocurre a nuestro alrededor.
Aunque la sensibilidad no siempre es fácil de llevar, todo tiene impacto en nuestras emociones y sentimientos, ser más permeables tiene sus beneficios.

La capacidad de disfrutar

Poseer altos niveles de sensibilidad permite absorber más información y captar detalles que quizás otras personas pasan desapercibidas. Saber disfrutar de las pequeñas cosas es una de las ventajas: una simple canción, un día soleado, un aroma, un encuentro casual o hasta una conversación puede ser de lo más gratificante y aumentar la riqueza anímica.

Sensibilidad no implica debilidad

¡Alerta! Probablemente alguna vez tu sensibilidad te haya jugado alguna mala pasada y no supiste cómo manejarla o sacarle el provecho. Pero no por ello podemos afirmar que ser una persona sensible implica ser una persona débil; no debería existir tal asociación. Simplemente sientes con mayor intensidad, puedes emocionarte más rápido y, también, piensas con más detenimiento las cosas y en los demás.

Sensibilidad = Creatividad

Captar muchas cosas a la vez es otra ventaja que posee la mente de una persona sensible. Cuanta más información tiene y acumula, más se amplía su visión hacia el mundo, ejercita su creatividad y multiplica la manera en que pueden relacionarse las cosas entre sí.

El aprendizaje fortalece

Una persona, al resistir eventos dolorosos y adversos, puede aprender, crecer y madurar como resultado de estas situaciones. Ser más permeable a lo que nos rodea, en realidad nos hace más fuertes, nos ayuda a encontrar otro sentido a las cosas que atraviesan nuestra vida. El aprendizaje es un ejercicio constante para las personas sensibles: siempre se aprende algo nuevo sobre nosotros mismos, sobre nuestra forma de pensar, actuar o de decidir.


Nuestro aspecto exterior tiene mucho que ver con el bienestar interno, y nuestra forma de ser también tiene que ver con ello; permitirse ser sensible puede ayudar a mantenernos tranquilos y ayudar a enfrentar nuestras actividades diarias de una manera menos estresante.  Vivir de una manera menos estresante nos brinda un gran beneficio: poder lucir un aspecto más saludable y fuerte.

Nuestro producto icónico

Lo más leído

go to top
loading : 0,531 sec